Se ha producido un error en este gadget.

12.12.2011

El País del Cerro Maravilla


El País del Cerro Maravilla  



Ay islita querida,
mira tú, qué jodida.
La sangre corre por tus tierras,
igual matan que roban
igual mienten que asesinan.

En donde quiera hay guerra
sólo lee la prensa,
ni ellos se acatan
bienvenidos al pais del cerro maravilla.

La corrupción del sostén,
y tu madera de vicios.
Han cogido a una abuela de rehén,
ya no respetan ni los hijos.

Vamos en camino de Belén
pues te sobran los burros.
Bienvenidos al país de las maravillas
donde ocurre lo absurdo.

Que según dice tu historia
tu desdicha se celebra,
en este saco de ironía
mas vale maña que fuerza o pura simpatía.

Si te declaran causa perdida
no llores que aún nos queda vida.
Aunque nos cubra la mierda,
soñaremos con villas y castillas.

Aunque se pudra el cemento
y nos coma el comején,
el polvo es para el sargento
y la bebida para menores de dieciséis.

Señora, - controle a su hijo
antes que sea muy tarde.
Si es por usted nos jodimos
ya tiene a más de cinco en la calle.

Viviendo de cupones y del plan Wic.
¡Qué viva el despempleo y el pan con cheese whiz!

Justificando las cuentas
y el colmo de los colmos.
Si no se las saben, se las inventan;
y ten fe, que cuando vea que corren, yo también corro.

En la meca del libertinaje
sólo el mas listo tiene amnistía,
sin preferencia social pero con peaje
a una absoluta anarquía.

Aquí el que más o el que menos,
puede ser la noticia del día...
Mientras tanto, sonemos los cueros,
y bebamos sangria.

Saquemos el coquito y también el pitorro,
pero procuren estar dentro de sus casas
porque aunque hagan campaña ("ni una bala al aire")
siempre hay un idiota que la caga y dispara.

Pero bien, no importa, que no se acabe la parranda
seguirá el jolgorio aunque sea con sombrilla y guardasespaldas.

Y así les doy la bienvenida,
al país del Cerro Maravilla,
donde quizás nos pudramos en escacés y violencia
pero cantamos- "alegría, alegría, alegría".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Palabras de antaño...