Se ha producido un error en este gadget.

12.04.2009

A veintisiete dias de comenzar de nuevo... un nuevo 2010

A veintisiete dias de comenzar de nuevo...


A veintisiete dias de comenzar de nuevo
y ya que en diez acaban mis horas.
A quién le importa qué, cuando todo es un huevo,
si todo es efímero y volátil y aquí me encuentro-
escribiendo versos, sola.
Que mientras los escribo sin razón aprovecharía esta hoja
y le pediría a Dios un poco de misericordia
o quizás un milagro para acabar con la discordia-
que divide mi vida en dos.
Como si fuera una toronja-
que si es dificil de notar, no lo soy...
Tan si quiera soy quién para ser quien se sonrroja.
¡Qué dificil, Vida, eres!
Has de prestarme más tiempo, del que me debes..
¡Ja! Como si fuera tan fácil pedir y recibir-
todo lo que pudieras resolver o quisieras corregir.
Como si Dios contestara mis inquietudes
mediante aplicaciones o solicitudes.
Como si al tiempo le importara un comino
para detenerse porque se lo he pedido.
Que sin miedo a dudas hasta aquí llega mi afán,
aquí y ahora en esta última palabra
admito, me rendí.
Que haga el destino lo que quiera de mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Palabras de antaño...