Se ha producido un error en este gadget.

2.12.2012

La Noche Perfecta


La Noche Perfecta


No hubiera imaginado en tu voz haberme sentido en tan menos precio
cuando al escucharte hablar al teléfono
sólo encontré resistencia y miedo…
Pero con tan sólo escucharte supe que mis oídos serían necios
y que con palabras simples podría guiarte
al sitio donde juntos nada es distinto,
al sitio donde solos estamos tú y yo,
a ese rincón donde se olvida y perdona todo,
donde siempre creamos un nuevo recuerdo tú y yo.


Llegué por ti, te busqué y yo indiferente
por tantas palabras dichas, queriendo yo ser fuerte.
Pero tú por mi cuerpo casi indigente,
pidiendo mis besos, tan insistente.
Hasta ser víctimas de la debilidad
y yo, dejándome llevar por la corriente.


Luego de un recorrido por la costa,
admirando la playa,
allí en Isabela, encontramos la noche,
una noche perfecta con su luna redonda
y allí bajo el cielo, bajo estrellas
sabiendo que no quisieras otra cosa.


En la orilla del mar desvestimos nuestros cuerpos.
Allí frente al mar sentí por primera vez el cielo,
allí en la arena me hiciste tuya
sin prisa ni necesidad de irnos a la fuga.


Te abracé con mis fuerzas y grité en tu oído,
sentí tu piel y tu sudor sin rastros de frío.
Aún cuando la brisa soplaba
el calor fue mendigo...
Yo ante ti, pedazos de nada;
tú ante mí, mi pasión alucinada
y cuando miremos hacia atrás
una noche perfecta será nuestro recuerdo
bajo la luna más bella que hayan visto nuestros cuerpos.


Noche, te busqué...
Noche, te encontré,
junto a tu luna y estrellas
y allí en la orilla esperé
un vaivén de olas
y recibí tu brisa
y en tus brazos me entregué.                                                                           fla. dec.12.2008 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Palabras de antaño...