Se ha producido un error en este gadget.

2.12.2012

IMAGEN ADULTERADA


Imagen adulterada
Ya no quiero ver lo que mis ojos ya no aguantan.
De aquella escena infiel y allí tu imagen adulterada.
Voltear la mirada y encontrar tus ojos
mientras quedo muda yo,
muda y sin palabras.
Buscando aire, una salida
para poder dejar caer el telón;
Próxima escena - sin despedida.
Tu voz se hizo lejana
y ya me notabas tensa.
Traté cerrar los ojos
para dejar la vista extraviada,
pero al abrir los ojos
volví a ver que eras tú
y allí no estaba yo
en la obscuridad de aquella cama.
Me preguntabas, bien recuerdo,
que qué era lo que miraba
que porqué quedé callada,
callada y sin palabras.
Fue mi culpa, bien dijiste,
por curiosa averiguada,
de seguido pediste perdón
por lo que mis ojos encontraban.
Y aunque la vergüenza
te mató en memoria
bien quedó aquella imagen bien plasmada.
No aguanté ver tus ojos más
y pronto ya salí
corriendo de aquella casa,
Mesina treinta y dos cuarenta y tres,
México, Guadalajara.
Sabrá Dios sólo, todo lo que pasaba por mi mente.
En aquel instante en qué me sentí más barata
que quién tenía de frente.
Pero el olvido es grande y el perdón gigante.
Una excusa que por ti arreglase
justificar lo hecho, justificar amarte.
Seré el plazo de lo desplazado
donde caes cuando no queda reparo
mas injusto es el daño
cuando sólo quedan atajos.
Sin dirección y sin rumbo
a merced del desaire,
de quien deseo sin medida,
perverso despiadado,
protagonista de mi perfidia,
el galán de esta novela
que seguramente nadie envidia.
Quedo aquí sin aire
y sin ganas de volver a verte
mas sé, que olvidando el hecho,
volveré a tus brazos, nuevamente,
sin pensarlo mucho,
sin pensarlo dos veces.
De otro día, otro anochecer
llegas y ponchas salida.
Mientras muero aquí desvelada,
tratando de pensar en nada
y tú que irrumpes en mi mente
apareces de repente
sin dejarme pensar precisamente en nada
y es justamente cuando regresa a atormentarme
entre celos, cuernos y debacles -
aquella imagen infiel,
aquella imagen
adulterada.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Palabras de antaño...