Se ha producido un error en este gadget.

5.30.2011

Querida Rana

Querida Rana


Son las 4 de la mañana
Y demás está decir, querida rana
que en ésta y todas mis madrugadas, pienso..
Como sería mi vida sin ti?

Sin saber que pesa más
Mientras sin definición
voy olvidando nuestra canción
Cuando dices que no sabes lo que quieres
Cuando te desorientas y buscas dirección

Y tu que prefieres ser libre
Aún espero el día
que dejes de volver a esta adicción
A esta droga que te invita
Te seduce y te quema
Como agua bendita
Como velas de cera
Que se derriten y se pegan
Sin saber decir adiós
Ninguno de los dos
Como dos idiotas que se aman
Volvemos a morir ahogados en la orilla
La misma orilla que nos trajo
La misma orilla que nos lleva
En la misma orilla que creí por ti morir

Que aún no se porqué siempre vuelves
Y como yo, pides y esperas más
Pero te conozco, querida rana
Que por verme correr desnuda
Darías lo que fuera
Tanto asi que hasta tu alma das

Por escuchar mi voz estremecida
Por llevarme al límite y seguir
Por reirte de mí cuando actúo enfurecida
Porque tu sonrisa no miente
Y tus mentiras se apiadan de mí

Porque me deseas más
cada vez que vuelves
Y te conozco más cada vez que duele
Por retarme,
por romperme, arreglarme
y quizás hasta quererme
no sé
Porque no soportas,
será,
vivir tu vida sin mí
Porque sabes rana,
que mejor que yo en este mundo
no existe nadie como yo para ti

Y yo tan presumida y creída
Ingenua, ilusa pero advertida
Vuelvo a tus pies y olvido todo
Pues sería muy triste recordar lo absurdo
Pero vuelvo porque te quiero, querida rana
Aunque este perdiendo el tiempo
Aunque el tiempo se burle de mí
Pues mis besos quizás reboten de tus labios
Como un pecado más
Cada vez que sueño con besarlos
Cada vez que sueño con decirte y raptarlos
Pero la esperanza de convertirte en príncipe no muere
Pues moriré primero antes de cansarme
Moriré primero, querida rana,
intentando

Besaré tus labios mientras pueda
y así tú quieras
Aunque duela en las noches,
aunque duela en el armario
Porque amores que mueren nunca matan
Pero amores que matan nunca mueren
Y así, querida rana
Ves como no me arrepiento?

Porque en mi ebriedad te pienso
En mi soledad te pierdo
Pero como loba ardiendo,
te renumero en cada frenesí
Y aunque te llore alguna que otra noche
El pasado es pasado,
no deben pagar justos por pecadores
No me rindo y no me canso
Pues asi lo dicta el viento
Así te quise y sigo queriendo
tanto

Porque sé que somos de esos amores pocos
Amores escasos, amores locos
Amores de los que hacen libros,
amores épicos, amores de versiones,
de historia, poemas y canciones
Hasta que mis besos calen fuerte
Algun día
y convertirte rana,
en un hombre de perfectas imperfecciones
Y entonces, serás entonces
(quizás)
Mi príncipe de azabache y cruces

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Palabras de antaño...